El CBD tiene valor médico, pero ¿qué es exactamente y cómo funciona?

El CBD tiene valor médico, pero ¿qué es exactamente y cómo funciona?

 

El cannabinoide está generando un gran revuelo en el movimiento de la marihuana medicinal. Se ha demostrado que los beneficios del ingrediente no psicoactivo del cannabis, o la otra mitad del THC, tratan varias dolencias, desde trastornos neurológicos hasta cáncer.
 
El "compuesto milagroso" es uno de los más de 80 compuestos cannabinoides activos en la planta de marihuana. El CBD produce su efecto al interactuar con receptores específicos en las células del cerebro y el cuerpo: 

  • El receptor CB1, que se encuentra en neuronas y células gliales en varias partes del cerebro.
  • El receptor CB2, que se encuentra principalmente en el sistema inmunológico del cuerpo.

No se une a los receptores nerviosos CB1 y CB2 en el cerebro, lo que significa que no nos drogará. Los niveles de CBD pueden variar entre plantas. Por ejemplo, las plantas de marihuana cultivadas para uso recreativo tienden a tener un alto contenido de THC y varían en la cantidad de CBD. Las plantas de cáñamo industrial son muy bajas en THC, mientras que las plantas de marihuana medicinal tienen un alto contenido de CBD.

Varios estudios científicos han explorado los posibles efectos terapéuticos del CBD en nuestra salud. Existe una creciente evidencia de que el CBD actúa sobre otros sistemas de señalización del cerebro y que estas acciones pueden contribuir de manera importante a sus efectos terapéuticos.

Ansiedad: se ha descubierto que el CBD es eficaz para reducir las medidas conductuales y fisiológicas del estrés y la ansiedad. En un estudio de 2011, publicado en Neuropsychopharmacology, los investigadores investigaron el efecto del CBD sobre el flujo sanguíneo cerebral regional en pacientes con trastorno de ansiedad social. Esto sugiere que una sola dosis de CBD puede reducir el miedo inducido por la ansiedad provocado por hablar en público.
 
Invención para conductas adictivas - Un trastorno caracterizado por el deseo compulsivo e incontrolable de consumir drogas es la drogadicción. Un estudio en animales de 2013 publicado en Addictive Biology encontró que el CBD inhibe el efecto gratificante de la morfina.

Combate la propagación del cáncer: se ha demostrado que el CBD reduce el dolor y las náuseas y aumenta el apetito durante los tratamientos contra el cáncer de los pacientes. Ha habido una viabilidad celular reducida, aumento de la muerte de las células cancerosas, disminución del crecimiento tumoral e inhibición de la metástasis. Los investigadores atribuyen estos efectos a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del CBD. Estos hallazgos aún no se han explorado en pacientes humanos.

Alivia el dolor neuropático, la artritis reumatoide y el dolor por cáncer: los efectos analgésicos de los nabiximols, un cannabinoide, sobre el dolor neuropático central y periférico, la artritis reumatoide y el dolor por cáncer, se han demostrado en varios estudios. Actualmente, el CBD está aprobado en Canadá para el tratamiento del dolor neuropático central en la EM y el dolor por cáncer que no responde a la terapia con opioides.

Reduce las convulsiones en los niños: el CBD tiene actividad anticonvulsivante, lo que reduce la gravedad de las convulsiones en estudios con animales. Varios estudios de casos e informes anecdóticos sugieren que el CBD podría ser eficaz en el tratamiento de niños con epilepsia farmacorresistente.
 
El mundo de la ciencia apenas comienza a comprender el potencial del CBD, la otra mitad del THC, en la medicina moderna.

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados